Cómo establecer un nuevo huerto de cajú

Resumen

La adopción de buenas prácticas agrícolas es una base esencial para el establecimiento de una nueva plantación de cajú próspera y exitosa. Esta ficha técnica describe paso a pas y con imágenesel método de preparación del terreno para la instalación de una plantación de cajú. Ha sido diseñada para garantizar una buena iniciación de los nuevos productores de cajú o para aquellos que quieren expandir su producción de cajú. Fue desarollada como material de formación por el proyecto African Cashew Initiative (GIZ) y está dirigida a agentes de extensión agraria, como parte de las sesiones de grupo para la capacitación de productores. La práctica también puede ser consultada por cualquier persona que desee establecer una plantación de cajú. Esta herramienta forma parte de una serie que cubre la fase de establecimiento, buenas prácticas de gestión, cosecha y post-cosecha, así como los aspectos relacionados con la calidad del cajú.

Descripción

1. Introdución

Esta guía práctica para el establecimiento de una nueva plantación de cajú es una herramienta didáctica para los gestores y productores de cajú. El objetivo es capacitar a los agricultores en la producción de frutos secos de calidad y competitivos para el mercado nacional e internacional. Esta ficha técnica hace recomendaciones y posee ilustraciones de cómo garantizar una adecuada ejecución de las operaciones para crear una nueva plantación de cajú.

A continuación se presentan los varios pasos para el establecimiento de una nueva plantación de cajú. 

Nota: el nombre scientifico de cajú es Anacardium occidentale. Cajú también es conocido como anacardo, nuez de la India o marañón.campo destinado a albergar un cultivo o árboles frutales debe ser cuidadosamente deforestado y limpiado de todos los materiales voluminosos. La limpieza consiste en el corte de la vegetación, remoción de los tocones de los árboles, limpieza del suelo y labranza, si es necesario (Figura 1).

   2. Limpieza del campo para  el estabelecimiento de un huerto

Cualquier campo destinado a albergar un cultivo o árboles frutales debe ser cuidadosamente deforestado y limpiado de todos los materiales voluminosos. La limpieza consiste en el corte de la vegetación, remoción de los tocones de los árboles, limpieza del suelo y labranza, si es necesario (Figura 1).

La mejor época para realizar esta operación es antes de la estación lluviosa, preferentemente entre febrero y mayo.

Figura 1: Limpieza de la vegetación con el uso de machetes.

3. Replanteo y apertura de cuevas para la plantación

El replanteo permite definir la ubicación final de cada árbol. Para ello, son necesarias varas/estacas y un cordel con longitud conocida (tiene que ser previamente medido). Se hace de manera simple, preferiblemente en forma de cuadrado o rectángulo. Este formato favorece la asociación de cultivos anuales (intercalados), diversifica los medios de obtención de renta y reduce los costos de plantación del cajú.

La densidad (distanciamiento) mínima a utilizar es de 10 m por 10 m. Este distanciamiento permite obtener una densidad de 100 plantas/ha. La instalación del huerto se esquematiza en la Figura 2.

Figura 2: Replantear con un distanciamiento de 10 a 15 m para la instalación de los árboles frutales.

Nota: Distanciamientos mayores (10m x 12m a 12m x 15m) son deseables porque permiten la asociación de cultivos anuales con el cajú durante un período más largo.

Los pozos para la plantación de cajú deberán ser abiertos en los lugares donde se clavaron las estacas (Figura 3). Los pozos deben preferentemente ser de sección transversal cuadrada con al menos 50 cm x 50 cm de lado y 60-80 cm de profundidad. Los pozos deben ser abiertos inmediatamente después del replanteo y antes del inicio de las lluvias.

Figura 3: Apertura del pozo en el lugar donde fueron clavadas las estacas.

Al abrir los pozos, las capas superficiales y profundas deben reservarse por separado. La capa superficial (más oscura) es la primera que se utiliza para llenar el hoyo, siendo el resto del espacio llenado con el suelo de la capa más profunda (más clara). La capa superficial es más rica en nutrientes. Una vez en el fondo, nutre mejor la planta instalada.

  4. Aplicación de fertilizante o estiércol

El fertilizante es necesario cuando el suelo es pobre en nutrientes. Es un suplemento que permite estimular a los plantones recién instalados. La aplicación se realiza 3 o 4 semanas antes de la plantación. El suelo de la capa superficial se mezcla con abono, estiércol o compost y se utiliza para llenar 1/3 del fondo del hoyo. El pozo se cubre con el resto de la tierra excavada (Figura 4).

Dependendo da disponibilidade por cova, o fertilizante será de:

  • 200 a 300 g de complexo NPK, de tipo 14-10-23;
  • 100 a 150 g de fosfato de diamónio (20% de N e 40% de P);
  • 60 g de cloreto de potássio a 60% (KCl).

Información:

  1. El estiércol produce resultados mucho mejores. Debe siempre ser preferido al fertilizante.
  2. El fertilizante no es el único que se puede utilizar. Si está disponible, se puede utilizar estiércol o compost en vez de fertilizantes.
  3. En el momento de la plantación, se puede utilizar una mezcla de tierra fina, cenizas y varios compuestos orgánicos para el relleno de los pozos. La ceniza de madera es particularmente recomendable por ser rica en potasio. Esta combinación tiene un rápido impacto en el desarrollo de los plantones jóvenes.

Sugerencia práctica: Una pequeña lata de tomate en conserva llena de fertilizante corresponde a 70 gramos.

 

Figura 4: Fertilización en el lugar donde irán los árboles.

5. Relleno de los pozos

Los pozos deben estar llenos, preferiblemente, de 3 a 4 semanas antes de la colocación de los plantones. La capa superior, es decir, la capa superficial del suelo, se coloca en el fondo del hoyo, que se completa con la tierra que viene de la capa más honda, para formar una ligera cúpula (montículo) (Figura 5).

La cúpula permite el asentamiento natural del suelo, a nivel del agujero, con las primeras lluvias y facilita la descomposición de la materia orgánica agregada en el relleno.

Figura 5: Llenado de los hoyos después de la fertilización, en el periodo anterior a la plantación.

Información:

  1. Es necesario evitar la compactación de la tierra durante el llenado.
  2. El pozo debe estar marcado con una estaca en el centro de la cúpula.

6. Suministro de plantones

Es aconsejable que las plantas jóvenes de cajú injertadas sean producidas por un vivero reconocido.

¡Los plantones injertados pueden crecer rápidamente y producir mucha fruta de buena calidad! Los porta-injertos deben ser producidos en viveros con semillas mejoradas. Los injertos (plumas) deben provenir de árboles seleccionados de alta productividad.

Los plantones injertados son resistentes y tolerantes a insectos y parásitos, son productivos después de 2 años y producen nueces en cantidad y calidad (Figura 6)

Información: Se recomienda que siempre se verifique el origen de las semillas utilizadas por el vivero antes de comprar las plumas propuestas. En caso de duda, consulte a un técnico agrícola de la zona.

Figura 6: Plantón injertado de cajú (izquierda) y cajú adulto (derecha)

7. Preparación de los plantones antes de la plantación

Antes de la plantación, los plantones deben colocarse en un vivero con poca sombra. Así, los plantones se acostumbran a las condiciones naturales de luz. Estas son las condiciones de adaptación de los plantones antes de ser plantados (Figura 7). Estos pasan por las siguientes etapas:

  • Disminución progresiva de la sombra para promover la exposición solar y preparar los plantones para la vida en el campo.
  • Reducción gradual de la cantidad de agua de riego: un riego por día o cada dos días será suficiente.

Los plantones deben prepararse cuatro semanas antes de la plantación.

Figura 7: Preparación de los plantones bajo sombra antes de la plantación

8. Transporte y almacenamiento de los plantones

Los plantones se colocan en cajas para ser transportados en buenas condiciones. Las plantas debían ser preferentemente transportadas la víspera o el día de la plantación, después de un buen riego. La remoción de los plantones del vivero debe realizarse entre las 7 y las 10 de la mañana y entre las 4 y las 7 de la tarde para evitar períodos de calor excesivos.

Los plantones pueden ser transportados en cajones, cuencos o cestos de madera.

Información: Los plantones transportados deben ser plantados inmediatamente. En caso contrario, guárdelos por poco tiempo bajo sombra y riéguelos bien.

Los plantones de cajú se colocan en los hoyos previamente reabiertos y posteriormente compactados (Figura 8).

Figura 8: los plantones de cajú se colocan en los hoyos previamente abiertos y posteriormente cerradas.

Proceso:

  1. Haga una pequeña abertura en el centro del agujero rellenado y márquelo con la estaca.
  2. Corte la base de la bolsa de plástico, con una cuchilla, sin dañar las raíces.
  3. Presione el suelo alrededor de la bolsa, después de asegurarse de que la copa de la planta está justo encima de la superficie del suelo.
  4. Por último, retire la parte restante de la bolsa sobre el borde superior de la planta y, a continuación, apriete firmemente la tierra alrededor del pie de la planta.
  5. La bolsa de plástico vacía se coloca en la parte superior de la estaca, previamente clavada junto a la planta, para hacerla más visible.

Información:

  1. La planta joven debe ser plantada en el lugar exacto marcado por la estaca, cuya ubicación marca el centro del hoyo anteriormente lleno.
  2. La presencia de la bolsa también indica que el trabajador no enterró la bolsa con la tierra que venía con el plantón. También permite localizar rápidamente la planta durante las inspecciones de campo.

Figura 9: Plantación de plantones de cajú en el campo

9. Relleno de fallas/resiembra

Cuando los plantones mueren o enferman, es necesario reemplazarlos. Esta operación se denomina resiembra.

La resiembra permite la sustitución de las plantas que faltan y mantiene el número inicialmente esperado para la plantación. De preferencia, debe realizarse un mes después de la plantación de las mudas o, a más tardar, al inicio de la estación siguiente a la instalación de la plantación.

Información: La resiembra debe realizarse a más tardar un año después de la instalación de la plantación para permitir el desarrollo homogéneo del huerto.

Figura 10: Relleno de fallas/resiembra

10. Asociación/intercalación con cultivos anuales

La asociación con los cultivos anuales permite beneficiar a los jóvenes cajús con los complementos y beneficios aportados por estos cultivos. También permite que los productores diversifiquen sus ingresos y reduzcan los costos de producción del cajú (Figura 10).

Sin embargo, no todos los tipos de cultivos anuales se pueden asociar con el cajú. Los cultivos a evitar son:

  • Yuca, mijo y sorgo en una plantación de cajú joven, para evitar el sofocamiento de las plantas jóvenes.
  • Arveja y frijol gandul2 (frijol bóer en Mozambique) para evitar el ataque de insectos y enfermedades en el cajú.

Figura 11: Asociación con cultivos anuales (en este caso maís).

Esta ficha técnica ha sido traducida del portugués por el Ing. José Sánchez Narvaez, Coordinador de Ciencia Tecnología e Innovación ITACAB, Profesor invitado Escuela Post Grado, Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM), Lima, Perú.

 

Validation

La presente ficha técnica contribuye a los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible:

SDG

Países

Benin

Fecha de creación

Jue, 19/07/2018 - 15:12

Archivos Adjuntos

Fuente

GIZ - African Cashew Initiative

Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH

GIZ offers customized solutions to complex challenges. We are an experienced service provider and assist the German Government in achieving its objectives in the field of international cooperation. We offer demand-driven, tailor-made and effective services for sustainable development.

 

Contacts: 
Contact email: 
País: 
Germany