Alimentación de cerdos con Maíz, forraje y Fríjol, y de cerdas gestantes con rastrojo.

Resumen

Se propone un esquema de alimentación que equilibre los aportes nutritivos del Maíz, el Forraje de Chaya o de Ua¿xiim y las semillas de fríjol terciopelo, en la ceba o engorde de cerdos en condiciones de traspatio.

Descripción

Problemas a resolver La engorda de cerdos en el traspatio o solar de comunidades rurales del trópico se basan principalmente en el aporte de maíz, forraje y desperdicios domésticos. Esta alimentación presenta desbalances tanto en la cantidad como en la calidad de la dieta, lo cual hace que el tiempo de engorda a 100 Kg. se prolongue hasta los 18 meses. La deficiencia más acentuada se debe al consumo de proteína. El forraje cubre parte de las necesidades de proteína, pero el consumo es moderado debido al contenido de fibra. Los cerdos consumen el forraje al pastorear los solares, o porque el productor lo colecta de los alrededores de la vivienda, de las milpas o del monte. En este sentido, se propone un esquema de alimentación que equilibre los aportes nutritivos de: Maíz (Zea mays), Forraje de Chaya (Cnidoscolus chayamansa) o de Ua¿xiim (Leucaena leucocephala) y semillas de fríjol terciopelo (Stizolobium deeringuianum), y rastrojo de Maíz(Zea mays) en cerdas en gestación. Innovación tecnológica El maíz es un producto de la milpa que destinan en primer término al sustento familiar incluidos los animales. La Chaya es una planta que puede ser cultivada en los mismos solares ya que requiere poco manejo y el Ua¿ xiim es una leguminosa silvestre, ambas tienen contenidos de proteína y vitaminas importantes. El fríjol terciopelo es una leguminosa tropical que se adapta bien a diversas condiciones ambientales de la región, presenta buen vigor y cobertura al establecimiento, contribuye a la recuperación de suelos y las semillas contienen 25% a 29% de proteína cruda y de 55 a 60% de carbohidratos. Esta planta produce de 0,7 a 1,6 toneladas de semillas por hectárea al año, sin fertilización y con un manejo tradicional de cultivos, además, las semillas no compiten con otros frijoles de consumo humano, ya que su uso se orienta hacia la alimentación de animales. En el Centro Nacional de Investigaciones CENIFMA se ha trabajado con alternativas para la alimentación de la cerda gestante con dietas que contienen hasta un 60% de rastrojo de maíz, durante los primeros 70 días de gestación y del día 71 hasta el parto una dieta convencional de gestación sorgo-soya, pudiéndose ofrecer también dietas del día 71 al momento del parto, con menor porcentaje de rastrojo de maíz (aproximadamente un 10%). Recomendaciones para su uso El maíz se ofrece como maíz quebrado en la primera etapa de desarrollo de los cerdos (de 8 a 20 Kg.), y después como grano entero hasta la finalización. La chaya y/o el Ua¿xiim se cortan todos los días en las cantidades señaladas en el Cuadro 1 para ser ofrecidas en fresco. Las semillas de fríjol terciopelo requieren ser cocidas para alimentar a los cerdos. Para facilitar la cocción se deben remojar la tarde anterior (alrededor de 12 horas) colocándolas en un recipiente y agregándole 5 partes de agua por cada parte de semilla. Después se procede a cocerlos; el tiempo aproximado es de 90 minutos. El punto final de cocimiento es cuando se rompen las cutículas de las semillas o cuando se determine que pueden ser atravesadas sin fracturarlas. Una vez cocidas, se elimina el agua, se mezcla con un poco de sal y se coloca en el comedero de los cerdos. En animales pequeños, se puede proporcionar en forma de masa mezclándolo con un poco de sal. El rastrojo se puede ofrecer directamente o como forraje de corte. Resultados obtenidos Los resultados obtenidos con base al desarrollo del animal y fases de la producción se describen y resumen en el Cuadro 1. Para la engorda de un cerdo desde los 8 a los 100 Kg. se requieren de 200 Kg. de maíz, 80 Kg. de fríjol terciopelo, 95 Kg. de forraje de chaya y/o Ua¿xiim, 740 gr. de sal de mesa, 1,5 Kg. de piedra caliza, y de 2,43 Kg. de Vimifós (Fuente de fósforo). No existen diferencias con cerdas alimentadas con rastrojo de maíz y aquellas alimentadas con dietas convencionales sorgo-soya desde el inicio de la gestación, ni en el comportamiento productivo de la cerda, ganancia de peso desde la monta hasta el destete, días de retorno al estro ni porcentaje de desecho, en cerdas multíparas. Cuando se ofrece una dieta del día 71 al parto, con menor porcentaje de rastrojo (10%), con un consumo por día de 228 gr. de proteína cruda y 6,1 Microcalorías de Energía Metabolizable, tampoco existen diferencias en el comportamiento productivo y vida productiva de la cerda, tomando en cuenta que se cubran las necesidades de la cerda y que en lactación se ofrezca a libertad una dieta adecuada. De aquí que podamos utilizar durante los primeros dos tercios de gestación ingredientes de baja calidad, mientras que en el último tercio, suplementos adecuados para cubrir las grandes demandas de nutrimentos en esta última etapa de la gestación. Beneficios esperados La utilización de ingredientes alternos en cerdos de engorde y cerdas en gestación no solo nos ofrece ventajas en la flexibilidad de la utilización de ingredientes poco usados en monogástricos, sino también nos ofrece el beneficio de poder proporcionar a los animales requerimientos nutricionales que demanda, a un menor costo y en el momento adecuado de sus necesidades, además de ofrecer la alternativa de reducir el número de cerdas lactantes excedidas de peso, ya que cerdas obesas pierden más peso en lactación.

Imágenes

Países

Mexico

Fecha de creación

Jue, 23/10/2008 - 18:43

Fuente

Natural Resources Management and Environment Department, FAO

The Natural Resources Management and Environment Department provides leadership, technical and policy advice and knowledge towards the sustainable use of the earth’s natural resources (land, water, genetic resources and biodiversity). The Impact, Adaptation and Environmental Sustainability team of the Climate, Energy and Tenure Division (NRC) develops the knowledge base on the impact of climate, climate change and climate variability on agriculture, and facilitates the use of this information and knowledge through field projects. The team also supports capacity development at national level by supporting governments to integrate disaster risk reduction in the agriculture sector as well as identifying, testing and validating in cooperation with various partners climate change adaptation and disaster risk reduction good practice options to build resilience of all actors in agriculture to the impact of climate change and extreme weather events.

 

if you have any inquiry you could contact: DRR-for-FNS@fao.org OR climate-change@fao.org

Contact person: 
Stephan Baas / Selvaraju Ramasamy
Contact email: 
País: 
Italy